Publicidad

jueves, noviembre 17, 2016

Efecto Mandela : Alteracion de la historia por crononautas

efecto-mandela
¿Que harías si un día al despertar descubres cosas que no eran del acostumbrado? ¿notas que tienes recuerdos de eventos distintos a ellos pero nunca ocurrieron?.
Sin duda que algo ha cambiado en el mundo que te rodea, pero no eres el único: muchas personas se han dado cuenta de diversos cambios en la memoria y los recuerdos, lo que los lleva a concluir que están teniendo recuerdos de una realidad paralel,  lo que es conocido como el Efecto Mandela.

Origen del Efecto Mandela

Para comprender este efecto, hay que retroceder al año 2013, fecha en que fallece el ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela,  luego de varios problemas pulmonares; una noticia que conmocionó al mundo, pero sucedió algo muy extraño luego de este hecho de impacto mundial.

Fiona Broome, una blogera muy reconocida en el mundo paranormal, escribió haber quedado impactada pues ella recordaba que Mandela había muerto en la cárcel en la década de los 80, y hasta recordaba varios detalles como el de su vida llorando, disturbios callejeros, etc.
Y luego que Broome lo hizo público miles de personas empezaron a reportar similares recuerdos señalando que Mandela había muerto muchos años atrás en la cárcel y fue así como comenzaron a surgir historias similares en el mundo, a lo que se le llamó como el “Efecto Mandela”.

El Efecto Mandela en La Guerra de las Galaxias

Como se ha visto hasta el momento, el Efecto Mandela consiste en un gran número de individuos que tienen un recuerdo muy vívido de algo que, de acuerdo a todos los registros existentes, no ha ocurrido, por lo que se especula que estos recuerdos eran de un universo paralelo donde el ex presidente Mandela había muerto en la cárcel o peor aún, que las personas que experimentaban estos recuerdos provenían de realidades alternas.
Precisamente, uno de los ejemplos más impresionantes es el que sucede en la película La Guerra de las Galaxias, en la entrega de “El Imperio Contraataca” , en una de las escenas más famosas de esta saga, donde Darht Vader le revela a Luke Skywalker que es su padre. La mayoría de las personas que vieron esta película recuerda haber oído la frase “No luke, yo soy tu padre”, pero en realidad él nunca dijo el nombre de su hijo.
Este es un caso inquietante del Efecto Mandela porque el actor dice haber leído en el guión la palabra Luke,pero en el papel original conocido no se observa el nombre. 
Hay otros ejemplos de este efecto con títulos de series como Sex and The City, que es recordada por muchas personas como Sex in the City. También en la web se pueden encontrar casos de personas que al despertar no reconocen las cosas más elementales de su entorno, incluso el caso de una mujer que dice que nadie en su familia recuerda una operación en el hombro de una de sus hermanas.
Y otro es el caso del hombre que se paró frente a los tanques en la Plaza Tiananmén en China, el 5 de julio del año 1989, originando que los tanques se detuvieran frente a este indefenso hombre con bolsas en sus manos. Pero lo increíble es que actualmente existen miles de personas que aseguran recordar el evento muy diferente, pues dicen que los tanques si le pasaron por encima a aquel hombre quitándole la vida y lo afirman con tal seguridad que al conocer lo que realmente sucedió entran en shock mental.
Sin duda que el Efecto Mandela ha obsesionado a muchas personas que entran a foros a reportar cosas que recuerdan pero que no han sucedido. Pero esto podría tener una explicación desde el punto de vista de la física cuántica, ya que al parecer la conciencia es capaz de viajar por diversos universos paralelos y las personas que experimentan estos recuerdos pudieran no estar en su universo de origen.
Fuente: tiempo.hn

martes, noviembre 01, 2016

Historia de Gandhi

gandhi
Mahatma Gandhi, el padre de la India independiente, quien hace 68 años fue aesinado por un nacionalista radical religioso, es uno de los grandes personajes de la historia que es una fuente inagotable de anécdotas muy singulares.
Precisamente, el entonces nominado a cuatro veces al Premio Nobel de la Paz, ofrece una historia de gran reflexión de la que se puede emprender para una repuesta inmediata ante cualquier  problema que se presente en la vida.
Cuando estudiaba Derecho en la Universidad de Londres, un profesor de apellido Peters le tenía animadversión, pero el alumno Gandhi de 18 años, nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros:
Se cuenta que un día el profesor Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad, cuando se aparece el joven Gandhi con su bandeja y se sienta a s lado:
El profesor altanero, le dice:
–  “Señor Gandhi , usted no entiende. . . Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos”.
A lo que contesta Gandhi:
– “Esté usted tranquilo profesor…yo me voy volando”, y se cambió de mesa.
El señor Peters verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen, pero el alumno responde con brillantez a todas las preguntas. Entonces le dice lo siguiente:
-“Señor Gandhi, Ud. está caminando por la calle y se encuentra con dos bolsas, dentro de una de ellas está la sabiduría y en la otra mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva?”.
Gandhi responde sin titubear:
-“¡Claro que el dinero profesor!”
El profesor Peters, sonriendo socarronamente, le dice:
-“Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría… ¿no le parece?”
-“Cada uno toma lo que no tiene”, le replica el alumno.
El profesor Peters, ya histérico, escribe en la hoja del examen:
¡Idiota! Y se la devuelve al joven Gandhi, quien toma la hoja y se sienta.
Al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice:
-“Señor Peters, usted me ha devuelto mi hoja de examen, pero no me ha puesto la nota, sólo la ha firmado”.


Fuente: fenixnews.com